¿Cuáles son las Mejores Plantas Colgantes de Exterior?

las mejores plantas colgantes de exterior

Existen muchas maneras de sembrar plantas, las hay prácticas, las hay eficientes y las hay estéticas, sin duda alguna, hacerlo en forma de plantas colgantes de exterior es una de estas últimas. Pero con cada forma de cuidar una planta, vienen exigencias e inconvenientes que debemos saber.

Como empresa de jardinería, sabemos que plantar de una forma suspendida es una buena alternativa para lugares con poco espacio, pero tiene ciertos desafíos que una planta de maceta corriente no tiene. Por esta razón, es vital conocer las plantas idóneas tanto para tender en el aire, como para lucir en el exterior.

¿Qué cualidades deben tener las plantas colgantes de exterior?

No deben requerir de mucha humedad, ya que por la naturaleza de la maceta donde la pondremos, y por estar fuera de la casa, la capacidad para aguantar sequías tiene que ser alta en compensación a lo rápido que se secara su sustrato.

Algunas deben ser capaces de crecer y erguirse al revés, es decir, estar con el tallo de cabeza en posición contraria a como lo harían normalmente, para que al momento de crecer se extiendan buscando el sol, dando ese aspecto de enredadera que desafía la gravedad.

Es importante que no tengan un tallo vertical y sólido, sino que sean de características rastreras, es decir, que busquen pegarse sobre otras superficies como método de asentamiento y extensión. Al estar suspendida en el aire de esa manera, su naturaleza será la de extenderse hacia el suelo.

¿En qué se diferencia montar una planta colgante de un común?

Normalmente debemos garantizar que los sustratos no tengan fugas de ningún tipo, ya que si la maceta cuelga en el aire, no hay ningún piso que frene cualquier agujero donde la tierra quiera escapar.

Para eso debemos hacer uso de mallas contensoras de plástico o preferiblemente fibra de coco, también pueden ser piedritas de las que no pasan por un colador, que al ser muy grandes no se salen por los agujeros de drenaje, pero si dejan transitar el agua.

Todo lo que permita que el riego siga su camino, pero la tierra del sustrato no.

Finalmente, la tierra en un cesto colgado se seca más rápido en comparación a la de un tiesto normal y cilíndrico, aún más en climas tropicales. Por lo que la tierra debe ser un poco más arcillosa y/o tener elementos que retengan su humedad.

Las 12 mejores plantas colgantes de exterior

Planta Rosario (Senecio Rowleyanus)

Es una planta suculenta que no dejará a nadie indiferente ante su peculiar aspecto. Como toda especie crasa, sus hojas más que ser unas finas láminas, son como un bulto lleno de gel y de piel gruesa.

En el caso del rosario, dichas hojas son como las esferas de un collar de perlas, redonditas y sólidas. Contrastando en gran medida con casi cualquier otra planta que tenga al lado.

No le gusta la exposición excesiva al sol ni tampoco el riego desmedido, por lo que su lugar ideal es bajo un techo, terraza o toldo. Con sus debidas horas de luz, pero manteniendo en la semisombra.

Cactus Mistletoe (Rhipsalis Baccifera)

Es también una de las plantas colgantes suculentas, se le puede conocer simplemente como cactus colgante.

El cuidado que requieren es mínimo (por no decir inexistente), pero solo mientras reciba luz indirecta del sol, debido a que es una planta epifita y su sustrato es diferente al común, al igual que sus necesidades de iluminación.

Su look es el de un montón de cactus delgados como espaguetis, y sus necesidades de riego son muy bajas, tan solo basta con darle agua 2 veces a la semana cuando es verano y pocas veces al mes cuando no lo es. No soporta el encharcamiento de ningún tipo, por lo que no hay que regarlo a menos que esté completamente seco.

Cabe destacar que sus flores son pequeñas esferas blancas.

Petunia Colgante (Petunia × Hybrida)

Conocida también como surfinia por una de sus hibridaciones, es una planta floral y perenne amante del sol, no le gusta el encharcamiento. Es ampliamente reconocida por la variedad de sus colores y sus flores en forma de pabellón de trompeta.

Necesita una buena porción de horas de sol al día.

petunia colgante

Lobelia (Lobelia Erinus)

De origen sudafricano, es una herbácea tropical cuyas variantes superan las 400.

Es capaz de mantener su llamativa floración azul durante todo el año si no hay un periodo de frío que la debilite.

Sus hojas son muy pequeñas y sutiles, pero lo interesante es como de frondosa puede ser, y la enorme cantidad de flores azules que crecen por todos sus costados. Formándose un arbusto esférico y de un refulgente azul oscuro si se encuentra colgada en el aire.

Sus riegos son abundantes, pero al momento de suministrárselos, debemos procurar mojar el sustrato y no el arbusto, algo que se puede conseguir con una manguera. Esto es porque los riegos agresivos como lluvias fuertes pueden maltratar sus tallos y frágiles flores.

Fucsia (Fuchsia sp.)

Se les llama también como zarcillos de reina, porque se ven justamente como lujosos zarcillos que cuelgan de una oreja, apuntando hacia abajo. Siendo de un color múltiple entre fucsia, rosado y púrpura, este último pudiendo variar a rojo.

Son del tipo arbustivo y florecen en verano, soportan mucho calor, pero no gustan precisamente del sol directo.

Gitanilla (Pelargonium Peltatum)

Una herbácea que es un tipo de geranio y que florece durante todo el año mientras no sufra de frío intenso. Alcanza hasta los 40 cm de largo.

Destaca por tener muchos colores en sus pequeñas pero abundantes inflorescencias, por ser frondosa, y ser ideal para ventanas por su necesidad diaria a 4 horas de sol.

gitanilla colgante

Flor de Cera (Clepia)

Planta trepadora originaria de China y Australia, sus tallos son alargados pudiéndose extender hasta los 6 m, y sus hojas son gruesas, brillantes y ovadas.

Así como sus hojas relucen, las flores que les dan su nombre no se quedan atrás. Ya que consisten en pequeñas inflorescencias de 2 cm que se agrupan en umbelas, generalmente apuntando hacia abajo. Las cuales son de centro amarillo claro con un punto purpura, y pétalos blancos tirando a rosa

Por dentro tiene un lustre parecido a la porcelana, y unos pelillos en la parte exterior que hacen ver la flor como una estrella de cera recostada en una almohada mullida.

Es una planta de semisombra y de climas cálidos, por lo que es ideal para exteriores de zonas mediterráneas.

Helecho Colgante (Nephrolepis)

Siendo el helecho un grupo de plantas muy diversas alrededor del mundo, las plantas colgantes de esta familia, se reconocen por su forma de espada o serrucho, que no son más que larguísimas ramas y hojas que crecen en sentido contrario y alineadas de manera simétrica.

Les gusta la semisombra, pero no el sol directo, por lo que tenerla en lugares bien cubiertos como debajo de un árbol, es la mejor decisión para que no se quemen.

Suele ser tan frondoso, que incluso invisibiliza la maceta donde está sembrado, además de que en buen estado de salud, forman una cortina de grandísimo tamaño.

helecho colgante

Cola de burro (Sedum Morganianum)

Es muy parecida a la planta rosario en el sentido que sus hojas crasas son ovoides, pero estas tienen un aspecto más afilado como si se tratara de dientes de ajo, los cuales se forman en largos racimos.

Cuando florecen, sacan unos tímidos botones de color rojo por los extremos.

Como toda suculenta, solo debe regarse cuando se haya quedado sin nada de agua en el sustrato, y debe estar siempre con luz, pero no recibiendo el sol continuó como otros cactus.

Hiedra (Hedera Helix)

Frondosa y resistente, es una planta perenne y enredadera que a falta de una pared, caerá por su propio peso dejando una hermosa cortina. No destacando por su floración, sino por el aspecto salvaje y natural de sus hojas.

Es fácil de cuidar y mantener, como también es válida para interiores y exteriores. Tan solo hay que tener cuidado de donde se enreda y mantenerla siempre colgando.

hiedra planta colgante de exterior

Verbena (Verbena Officinalis)

De origen americano y de carácter perenne, las hay erguidas y las hay tapizantes (que son las que nos interesan), entre sus diferentes variantes lo que cambia es el tamaño de sus hojas las cuales siempre son dentadas.

Pero lo que no cambia son sus llamativas flores, las cuales pueden ser desde el blanco, hasta los tonos rojizos y también los morados, y se agrupan en umbelas al final de largas ramas.

Es de clima templado y no soporta para nada bien las heladas.

Alegría de la casa (Impatiens Walleriana)

Dentro de las plantas colgantes, esta planta herbácea es muy valorada por su belleza y su valor ornamental, tanto sus hojas lanceoladas y flores de igual tamaño, tienen un aspecto aterciopelado y emanan un aura jovial por los colores radiantes que reflejan.

Sus flores en particular son blancas y de 5 pétalos, con una coloración lila o rosada. Sin embargo, para mantener esa floración debe ser bien abonada cada mes, y regada varias veces a la semana. Más si se tiene en un clima caluroso o tropical.

Aguanta bien la exposición al sol tanto como la semisombra.

¿Qué te ha parecido esta compilación de plantas y flores colgantes?

Déjanos saber lo que piensas en la caja de comentarios.

No Comments

Post A Comment