Las 15 Flores Exóticas Más Raras del Mundo

Flores Exóticas

Como jardineros especializados, sin lugar a duda, las flores son de los regalos de la naturaleza que hacen más divertida a la jardinería en general, ya que representan la diversidad que existe en nuestra tierra, y es algo que se demuestra con las flores exóticas raras que te vamos a mostrar a continuación, pero… ¿Qué hace a una flor exótica realmente?

La rareza, dificultad de obtención, poca viabilidad de preservación fuera de sus hábitats, y muchas veces los climas y condiciones concretas. Hacen que estas flores exóticas raras sean un lujo caro solo apto para jardineros exigentes, muy contrario a lo que normalmente recomendaríamos.

¿Cuáles son las flores exóticas más raras?

La rareza se puede definir según varios factores, puede ser simplemente todo lo que es ajeno a la propia cultura y carácter propio del lugar donde se vive, algo muy inusual o que casi nunca se ve dentro de un contexto, o aquello que es tan exclusivo, singular y difícil de obtener que alcanza precios desorbitados respecto a especímenes más corrientes.

Todas las flores, o por lo menos sus tipos más conocidos, tienen una imagen dentro del colectivo mundial y cultural, pero hay plantas florales que se salen completamente de ese arquetipo, y además de ser disruptivas, son poco ortodoxas.

Tan extrañas que parecen objetos artificiales, hacen una chocante semejanza con animales reales, o simplemente porque son la creación de la ardua ingeniería genética e hibridación de algunos científicos.

15 ejemplos que podemos mostrarte de las muchas especies exóticas que existen, son:

1. Candy Cane (Oxalis Versicolor)

Originaria de los Cabos de Sudáfrica, es un arbusto primaveral, y que, sin duda, es más exótica por su aspecto que por su rareza.

Lo que le da su nombre, es al hecho de que cuando esta flor se cierra para descansar, sus cinco pétalos forman una estructura tubular que presenta curiosos colores en los enveses y recuerdan muchísimo a la clásica menta navideña que es de color rojo y blanco. Sin embargo cuando está abierta, se vuelve blanca con amarillo en el centro.

2. Lirio de los Valles (Convallaria Majalis)

También conocido como lágrimas de ángel o lágrimas de Salomón, es una planta perenne y rizomatosa que tiene su origen en el norte de Europa, florece durante solo un mes y desprende un dulce aroma cuando lo hace.

Es mencionada en escritos religiosos por su aspecto. El cual consiste en delicadas copas blancas que miran hacia abajo, miden entre 5 y 10 mm, y se sostienen de finos pedúnculos de un racimo.

Sin embargo, su fragancia o su aspecto tan inocente y puro no debe dejar engañarte, es una flor altamente tóxica para el consumo humano. En España es tan poco común y su conservación es tan efímera, que su precio puede dispararse fácilmente.

Convallaria Majalis

3. Cuna de Venus (Anguloa Uniflora)

Las orquídeas son un tipo de flor recurrente a la hora de hablar de formas peculiares, porque son las que más caprichosos tienen sus pétalos, tal es el caso de esta variedad de Sudamérica, especialmente de Ecuador, Venezuela y Colombia.

Su flor tiene un inquietante (o hermoso) parecido con un bebe dentro de su cuna, siendo los pétalos una cúpula, el labelo un rostro interno. Y su coloración puede variar desde el blanco, el amarillo y el rosa.

Es muy exigente en la humedad ambiental, en la cantidad específica de nutrientes, y su sustrato debe retener muy bien la humedad sin encharcarse. Aunque es de esperarse por ser en general una planta epifita (aunque con alguna variante terrestre).

4. Aciano de Montaña (Centaurea Montana)

Perenne y de rizoma rastrero, es conocida en el sur y centro de Europa. Sus flores exóticas consisten en capítulos llenos de inflorescencias alargadas y puntiagudas, siendo las de los bordes las que se extienden más.

Estas tienen un parecido a pequeñas patas de gallo, y lo curioso es la gama de colores fríos que presenta desde las flores exóticas exteriores hasta las centrales, que pueden variar en 3 colores desde el violeta más azulado en los bordes, hasta el morado más rojizo en el centro.

Centaurea Montana

5. Flor Murciélago (Tacca Chantrieri)

También llamada Black Bat Flower, o muy vulgarmente por algunos, Flor de Batman. Es una planta herbácea y halófila (es decir, que crece en suelos muy salinos), oriunda del sudeste asiático en Malasia y Tailandia. Por lo general, no aguanta nada el frío.

Y su llamativo nombre se debe a su exuberante floración, que no podría describirse más que como unos pétalos grandes y azabaches que hacen de espatas, y una variedad de flores exóticas que surgen de su centro en forma de umbelas, y otras en forma de largos y viperinos bigotes.

Se dice que su parecido es de un murciélago por el color oscuro, y con acentuaciones de púrpura rojizo que tiene, es de las pocas flores que es capaz de crear un aroma parecido a la carne podrida, y a simple vista da muy mal rollo por parecer otra cosa menos que una flor.

6. Planta de Jarra (Nepenthes Edwardsiana)

Es una planta carnívora como las hay pocas en el mundo, ya que su mecanismo de alimentación consiste en crear una copa llena de “jugo gástrico” y así atraer grandes presas, es amante de la humedad y mantener un hábitat sostenible es una ardua labor.

Es originaria de la isla de Borneo, y se considera la planta del género Nepenthes con el bulbo más largo y hondo, con una boca que parece dentada con discos.

7. Flor de Cristal (Diphylleia Grayi)

Nativa de bosques húmedos y fríos en Japón y China, aunque no es el único lugar donde puede estar, es una planta herbácea perteneciente a las berberidáceas.

Debido a una particular estructura celular en sus pétalos, estos tienen un índice de refracción opaco cuando se encuentran secos, pero cuando reciben riego o lluvia, el agua la cual deja pasar la luz, se infiltra dentro del pétalo y cambia su refracción, llegando a ser semitransparente, hasta totalmente transparente como si fueran de cristal.

Lo curioso es que como sus enervadoras no comparten la misma estructura, estas si se quedan visibles, dando la sensación de que la flor solo ha quedado con sus “huesos”, razón por la que también se le puede llamar como flor esqueleto. Lo cual la hace simplemente etérea y fantasmagórica.

Diphylleia Grayi

8. Oro de Kinabalu (Paphiopedilum Rothschildianum)

De todas las flores exóticas, esta es una de las más caras y exclusivas llegando a valer miles de euros por espécimen, sin embargo, no es la orquídea más cara de todas, porque ese puesto lo ostenta la Shenzhen Nongke, una que fue genéticamente modificada.

Se da solo en el monte Kinabalu de Borneo, está en grave peligro de extinción, y la razón por la que es tan rara, es que su planta tiene que durar 15 años creciendo para empezar a florecer, no obstante, su color rojizo con complejos patrones la hacen muy única.

9. Flor Sombrilla (Ceropegia Sandersonii)

Originaria de Sudáfrica, es una planta enredadera y de tallos carnosos. Es muy especial en la forma que poliniza. Y es que el curioso mecanismo de sus flores consiste en atrapar a las moscas, mantenerlas un buen rato encerradas, y dejarlas ir llenas de Polen.

Esto lo consigue con su forma, que es básicamente un paraguas cerrado de cabeza, con 5 pétalos que convergen y parecen los pliegues de tela de una sombrilla, y un depósito cónico debajo. Este tiene pelillos que miran hacia el suelo, para que cuando entre un insecto, este no pueda salir hasta que la flor se marchite, y la deje ir con todo el polen con el que se le ha embarrado.

10. Linterna China (PhysalisAlkekengi)

También nombrada Alquequenje, es una flor oriental, y su mayor atractivo no son sus flores precisamente, las cuales son blancas y miran hacia abajo. Sino lo que se forma después.

Su fruta que es una baya redonda y naranja, es cubierta por un cáliz de sépalos que se cierran perfectamente como si fueran un capullo o una bombilla, esto a modo de defensa mientras el fruto se madura, y que se vuelven rojos con el tiempo. Razón por la que tiene un gran valor ornamental, además de frutal.

Physalis Alkekengi

11. Orquídea de Hombre Desnudo (Orchis Itálica)

O también orquídea de los hombrecitos, se encuentra en el mediterráneo, es una planta perenne y tuberculosa, y sus inflorescencias están en forma de espiga.

Estas tienen la graciosa curiosidad de tener un pétalo medio (labelo) que parece un pequeño hombrecillo con un falo colgando en el medio, y el parentesco con un humano miniatura es tal, que vista a simple vista, la planta parece tener un montón de personas de color lila bailando.

12. Jengibre de Colmena (Zingiber Spectabile)

Procedente del sudeste asiático, forma parte de la misma familia que las conocidas plantas de jengibre de donde sacamos el conocido rizoma utilizado en cocina (Zingiber Officinale).

Puede llegar a medir 4 metros de alto en condiciones ideales, y es más bien conocido por su flor, la cual aspecto de flor no tiene precisamente. Sino el ser como una colmena de abejas constituidas de anillos naranja que se apilan entre sí.

Zingiber Spectabile

13. Labios Ardientes (Psychotria Elata)

Esencialmente de Centroamérica, es un arbusto que usualmente se encuentra en ciertos bosques tropicales.

A este punto no debería sorprender que, si una flor tiene un nombre tan explícito, es porque a algo tiene que hacer alusión. Y esta no se hace menos al tener una flor que literalmente se constituye de dos brácteas arqueadas y de color rojo intenso que es imposible no confundir con dos labios carnosos en señal de pasión.

Pero a medida que crezca, podremos ver su diminuta flor amarilla salir de su interior, como si una boca de verdad la estuviera sosteniendo con los dientes, hasta que crecen y pierde su graciosa forma característica.

14. Medinilla (Medinilla Magnifica)

Es un arbusto filipino perenne y epifito, de hojas enormes (30 cm), que no es de muy fácil cultivo y requiere de condiciones muy parecidas a su lugar de origen para alcanzar la floración. Como lo es una luz constante pero nunca directa, y una taza de humedad ambiental bastante elevada.

Si se cumplen todas estas, sus flores se manifiestan como largos racimos rosados de panículas colgantes, que tienen arriba de sí, grandes brácteas con nervaduras visibles y moradas.

Medinilla Magnifica

15. Flor de Jade (Strongylodon Macrobotrys)

La última pero no menos importante, es una que está en peligro de extinción, en parte por la influencia humana, y es que, de todas, necesita un método de polinización especial basado en la interacción con los murciélagos. Aquellos de Filipinas que es de donde es nativa.

Es una enredadera que se vuelve leñosa con el tiempo, y cuando alcanza la madurez, empieza a brotar unos racimos colgantes que pueden llegar a extenderse la friolera de 3 metros de altura, y que desprenden unas bellas flores en forma de colmillos aguamarina o color jade brillante, que se apuntan hacia arriba.

¿Qué piensas de estas exóticas y raras flores?

No te vayas sin decir lo que piensas en los comentarios.

No Comments

Post A Comment